Para inquilinos

¿Qué pasa si no pago una cuota del alquiler o factura, o si el propietario encuentra daños en la vivienda?

Si al final del contrato de alquiler el propietario determina que ha habido impagos o daños en la vivienda, estará legitimado para presentar una reclamación a Cleverea.

En estos casos, lo primero que haremos será comprobar si la reclamación es verídica y está fundamentada (iniciaremos un proceso en el que el inquilino podrá aportar pruebas que refuten la afirmación del propietario). Si resulta que la reclamación es lícita, iniciaremos un proceso de mediación amistoso con el inquilino, para que pague al propietario lo que le debe. Si pasan unos días sin que el inquilino pague, Cleverea indemnizará por su cuenta al propietario e iniciará acciones legales contra el inquilino.